LA DECISIÓN

junio 16, 2010

Tomamos la decisión entre todas, no vayais a pensar que fué solo cosa mía. Hace tiempo que lo habíamos hablado y no queríamos, estabamos dudosas, pero al final pensamos que era lo mejor.  Estas cosas la verdad que siempre son difíciles pero nuestra vida es nuestra. Para hablar de eso quería y no pudo venir  La Roteña, hoy metida en la mitad de Sahara, colaborando en la liberación, y para esto nos reunimos este sábado en la parte privada de un bar. Pedimos un arroz caldoso para todas y nos dedicamos a hablar hasta que, muy decidida, Flori, golpeó el borde de su copa con el tenedor.

-Un momento de silennnnncio…..!!!    Un momento de silennnnncio……!!!!

Hasta que terminaron las conversaciones aún pasó un buen rato porque a nadie gusta suspender el relato, los gritos ni las palmadas, pero al final se hizo el silencio y hasta vino Julito el camarero, con las manos atrás, a pegar la oreja.

– Que la Lingarta tiene algo que deciros… Linga, …procede…

Bueno, no sé cómo empezar…

Y me dieron como ganas de llorar no sé si por la cerveza y los chupitos de Licor de Hierbas  o por el sentimiento mismo, que habreis visto en este año que soy una completa sentimental. Un nudo en la garganta.

Ohhh la pobre…- y ahí se me levantaron todas y se pusieron a abrazarme, y darme besos y a pasarme la mano por la espalda y por los hombros, y algunas lloraban y otra dijo no te preocupes que a mi me quitaron un bulto y no era nada, y el camarero tambien se animó y me apretujó un poco como arrimándose y se me pasó el llanto….de pronto..

De salud no es..  que no es eso…ni de embarazo, que ya sabeis que yo … no… que no es eso..

– Linga, guapa- dijo Manolito- esto de qué va, de adivinanzas , esto es el TrivialPursui??   yo no se las demás, pero estoy en carne viva, vaya, pero viva…

Manolito tuvo el detalle de presentarse a la comida con la camisa del tigre en la espalda que se mueve al andar. La llevaba a las fiestas para que le gritaran que baile el tigre y en ocasiones, dice,  fue el rey de la pista. Mis niñas, mis hijas, le tiraban pan sobrante y le decían que te calles y esas cosas

– ….en carne viva… nnndayaytecallas…- le decían, son como hermanas suyas… en carne viva….

-si me echais a mí, echad tambien al camarero, nos iremos  juntos !!… si la hombría vale para que te manden callar….si esa es la igualdad y el empoderamiento… si lo único que sabeis hacer conmigo es arrojarme el pan que ha sobrado,….si todo es vituperio porque soy el hombre único, el único que se atreve a juntarse con vosotras, el hombre que sabe compartir lo que…

Ya todo era algarabía cuando mi chica, que  aprendió  allí mismo lo quiere decir vituperio, porque ella es muy de preguntar a sus hermanas,  hizo una lanzadera con la cucharilla del postre y le lanzó una sobra de flan chino que no dio su objetivo de milagro…

– asi es como pagan mi presencia al acto… – un pucheritode labios fruncidos- así  cayó Roma, emporcada por las mesalinas..

– oohhhh el pobre… y ya todas nos levantamos y le dimos abrazos y tambien el camarero que aprovechó para abrazar a Flori y  probar la indudable firmeza de sus tetas sobaquereas, las más caras, que reaccionaron de inmediato como resortes.

– Tú cobras hoy ,  pero no por el arroz, machote… vuelve a hacer éso y te mando un recado que no se te olvida en toelverano..

El camarero dobló por el pequeño pasillo, como buscando algo, seguido del eco de las carcajadas. En el bar, uno que jugaba a la máquina casi sin mirar donde iba dando golpecitos, le preguntó..

– ..y yo qué sé, una despedida de soltera o algo…Una con años para repartir y que no para de llorar de lo que quiere contarlas.

– Las tías, Julito, las tías, que no saben lo que quieren. Y nosotros aquí con la copita y la espera… ya volverán… es cosa de tiempo.

– Voy a llevar un pacharán de esos que te las trae a comer a las manos, como las palomas.

– Si necesitas ayuda me llamas..

Y cuando Julito volvió con el pacharán, les estaba diciendo con gesto reflexivo

– Tuvimos que arrancar en un momento para mí difícil que todas conoceis, lo mío con el Lingarto estaba así así, pero contarlo fue una válvula de escape. No sé qué hubiera hecho sin vosotras y sin hacerle llegar mis sentimientos por esta vía..

– Colgaos, todos los tíos colgaos… pongo el mío para la muestra

(Aplausos, vivas, llenados de chupitos)

– Sabeis que son ciertas  las cosas que he contado de todas vosotras , y lo que he contado de mí es íntimo, y  lo que no he contado ha sido por no herir, por no hacer sangre y por proteger a alguno que no lo merece…

– Colgaos, todos los tíos,… por los cataplines… y  el mío para la muestra, que no creais que me echo atrás

(Aplausos, vivas, llenados de chupitos)

Mis nenas cuchichean  entre ellas rojas de risa mientras Julito con una mano en la botella y la otra en los riñones  avanza y retrocede rozando por donde pilla.

– Hemos tenido amenazas de algún sector político en el que creimos, y el desprecio de algún otro porque no creimos. Hemos sentido el acoso de algún buscón que quería desenmascararnos.  Hemos tenido que ocultar datos de alguna fechoría y el nombre de más de un fechor…

– Lo del mío de muestra va en serio, tías, colgao..

Que si no lo quieres que me lo pasas, pero no lo cuelgues tanto..y menos por ahí…

– A tí… No se hizo la miel…no sabrías qué hacer…

(Risas…Aplausos, vivas, llenados de chupitos.. Julito entre las sillas …)

– Haya paz… dice Flori haciendo sonar la copa con la cucharilla-  Sigue Linga..

Pues eso,  que nos ha costado llegar hasta aquí y que quiero que sepais que os agradezco que me hayais permitido poneros en la picota, porque no somos mujeres de escaparate aunque tampoco de celosía… somos de calle pero no chicas de circo, ….nadie nos puede exhibir como un oso en una feria y eso es lo que algunos han creído ver, carnaza, eso han creído…

(Aplausos, vivas, llenados de chupitos, un grito de todos colgaos, el mío de muestra, risas, pan por los aires, Manolito que se limpia la pechera con sifón)

Pero no somos carnaza aunque hayamos pillado estos kilillos de nada que vamos a perder en cuanto salgamos de aquí. Somos mujeres con una dignidad implícita…

(Aplausos, preguntas de mi hija chica sobre lo de implícita, quejas por el calor, comentarios sobre los sofocos)

Pero en un momento dado, quisimos que nuestras vidas fueran universal ejemplo de acrisolada feminidad…

(Ahí ya sí que definitivamente se dividen las posiciones en dos a manera de escuelas: las que creen que acrisolada es bueno y quienes, por el contrario, creen que no han tenido nunca una vida acrisolada; mi chica cree que eso es como acristalada o de cristales limpios o algo, una metafora de su madre)

…Pero no os quedeis en lo accesorio -decía yo, nublada la mente, ya venida arriba del todo- id a lo importante..!!

Lo importante – me contesta Manolito- es que se te ha bajado la cremallera de la falda y como te descuides se te ve el fundamento..

(Risas, aplausos, peticiones de que me termine de bajar la falda, Julito que palmea a ritmo, hijas al borde del colapso)

Yo procuro no enseñar el fundamento salvo en relaciones estables de una semana o más,  pero en las comidas siempre me desabrocho por comodidad y luego se me olvida y enseño lo que no debo, que ya me ha pasado.

– Lo importante es que, llegado este punto de la situación,  os comunico a las que no lo sepais que la próxima entrada en el BLOG es la número CIEN  y he pensado que dejemos de contar nuestras cosas, que los distraigan otras, sus señoras, por ejemplo, y a ellas sus perrillos si los tuvieren, que nosotras no somos monos de feria para estas exhibidas ni transitar por la web como si fueramos famosillas y…

(Aplausos que interrumpen en buen momento porque ya declinaba la voz,  gritos contra ellos a los que se une el camarero Julito decididamente abducido por la situación mientras rellena chupitos)

Reme remangada remeda a sus señoras a las que llama las bigotudas y que solo quieren plancharles los pantalones y picarles la pipirrana

– Pues que les piquen la pipirrana con el tomate pelao- dice mi Reme enfadada.

Si lo dices por mí- contesta Manolito– te has pasado, pero pasado..que yo no he pelado tomate en mi vida.

– TÚ???  … tú  les pelas lo que tengas que pelarles sin quitarte ni  la camisa, Manolito, con la camisa el tigre puesta..si lo sabré yo. Tú eres de mucho pelar..

(Aplausos, risas, rellenado de chupitos, un abajo las bigotudas, un que se consuelen con su perrillo..)

Manolito hace como que se enfada y se va a los servicios. A la vuelta interrumpe mi discurso, ya decididamente errático,  muy escenificando el temor:  dice bajito que acaba de ver el sombrero de El  Chato Mecenas en la barra de fuera y que El Chato no está … Sólo el sombrero….

Julito, ajeno a lo que significa, pide que lo cuelguen por los cataplines pero nadie lo secunda en sus chanzas.  Invita a otra ronda de chupitos pero  ya todas nos recomponemos presurosas la ropa, nos subimos las cremalleras y,  casi empujándonos,  salimos del bar como cuando de chicas nos creíamos perseguidas por algún fantasma.  Justo al lado de la puerta me giro como en un sueño, alcanzo de un salto el sombrero y me lo coloco de medio lado entre las risas de todas que nos abrimos por la plaza gritando,  alegres y asustadas,  ruidosas como golondrinas.

Anuncios

UN TRANVIA LLAMADO DESEO.

junio 10, 2010

 

Había quedado con La Roteña en juntarnos para lo de la Virgen de la Capilla. Le había preparado una fiesta sorpresa en el campo de una amiga que tiene un porche grande que llama lonja y piscina iluminada con veladores y música chilau para verano. Lo teníamos todo hablado y compradas algunas cosas, incluso una tarta helada con crocantis.  Iba a ser una gran fiesta sorpresa porque había contado a todas las amigas que La Roteña es  espía secreta y, claro, estaban que la querían conocer y tengo entendido que iban a venir amigas de amigas y algún novio nuevo para impresionarlo,  por si le daba por contar cosas, por poder preguntar sobre  secretos desconocidos de la diplomacia y del espionaje internacional que a todas nos da como su morbo. 

Ayer me llamó hablando bajito desde Nerja donde pasaba el fin de semana con el Aceituno –qué hombre, decía, por fin se ha dormido– antes de salir a Mauritania nuevamente, y luego sepa Dios donde acabarán.

Hablamos un poco de todo y de sus costumbres, de cómo la había cambiado la vida con este hombre de Jaén. La Roteña ya no bebe anís casi nunca. Desde que es espía bebe Bourbon en botella plana con unas letras en relieve. Y aceite, ahora moja el pan con aceite, que dice que es lo mejor para el cutis.

Bueno, para el cutis, lo mejor..

-Lo mejor, el aceite, mujer, no empieces que éste me ha dado un ajetreo esta noche que…

-Quénvidia, Roteña, hija..una noche loca… el calorcito del mar y unos chupitos..

-Te acuerdas de que el Mono Milagroso tomaba la cara del ser amado ??  Pues a mí últimamente no se me parecía a nadie. Y me dí al Bourbon.

-No se le parecía al Aceituno  ??

-El Aceituno ??  De este hombre no te puedes enamorar, Linga, no te da ni tiempo. Con él tengo ráfagas, momentos, creo se pone tierno, pero se le va enseguida.

Toda mujer necesita ser amada, sentirse amada;  pero, quizá aún más y sobre todo, necesita amar. Nosotras somos así, estamos hechas de esa pasta. Para disfrutar, para sentir, pero sobre todo para querer a alguien. Incluso si hubiera que sufrir, no se descarta, se sufre; eso nos hace sentir vivas. Una mujer lo que más detesta es la enfermedad de la indiferencia, la depresión y la apatía; eso lo mata todo. Por eso caemos a veces en manos de los canallas porque , si son divertidos,  nos llevan de la mano donde quieren. Incluso a ser espías. En eso sí que le doy la razón a La Roteña, mujer independiente donde las haya: si un hombre quiere que te metas en la vorágine y en los secretos y claocas de la vida,  te meterás, vaya que te meterás, incluso a desatascar. Y sé porqué lo digo.

Ser mujer es ser heroina en potencia. Luego desarrollas o no desarrollas ese papel en tu vida, pero  posible es siempre posible para una mujer. Y si una mujer decide ser heroina nada la detendrá, romperá horarios, superará la fatiga, abandonará raices. Todo lo que sea necesario para llegar a su destino. Una mujer es siempre una semilla heroica. No os dejeris engañar por la fragilidad aparente de una mujer.

Y no lo digo por mi apariencia, ni por La Roteña, que somos mujeres abundantes y de aspecto de echarnos al hombro cualquier saco, pero los canallas…

Ay, los canallas. Se les ve venir desde lejos y una,  que es así, les sale al encuentro.

Ya que no viene La Roteña, sus asuntos, sus misterios, ya que no hay fiesta con ella, la fiesta sorpresa te la puedo organizar a tí… si eres suficientemente canalla, puedes venir a Jaén y nos vamos de procesiones.  Recuerda la del año pasado…

Y te enseño el Tranvía llamado Deseo

BARAKA

junio 3, 2010

 

Parece que otros temas importan menos, pero es decir algo de Zapatero y me llueven los mensajes privados. Se mueven muchas pasiones en torno al  Presidente que, de pronto, parece estar más solo que nunca. No hay Ministros ni Secretarios de Estado que salgan a la arena, gladiadores acobardados;  los Presidentes de las Comunidades parece que no han roto un plato, ni decir de los Alcaldes y de las Diputaciones que se esconden del chaparrón con el silencio astuto de los reptiles… la ruina verdadera aparece ante nuestros ojos como hija de un solo hombre: trae causa de ese boxeador sonado que recibe golpes en el centro del ring con un gesto ido y una sonrisa un poco de disculpen ustedes el marrón, perdonen si sangro, espero no les alcance.

Zapatero es así. No sé si es un piropo o un insulto pero la frase es de Felipe González que, arrastrado, un poco de mala gana, le acompañó en la última campaña electoral.  Con el énfasis usual, Felipe decía que Zapatero no engañaba a nadie, que era así, optimista, que contagiaba esa baraka a los que le rodeaban, que creía lo que decía y esa era su baza más importante. Nada podía pararle.

Pero la baraka tambien termina. Es baraka, no un pacto con la vida. Puede acabar cualquier día por la misma inexplicable razón que empezó. Y tendríamos que tener personas que además de suerte tengan capacidad para llevar un país.

Lo peor de esta crisis de la que tanto se habla ya ha llegado. En muchos casos está originando carencias graves en los sectores más vulnerables de la población. Es a quienes menos oiremos, son los que no tienen voz, los que estaban cercanos a las lineas de marginalidad. De pronto esas lineas encogen y dejan fuera a seres que se estaban nutriendo de las sobras del banquete. Carecen de protecciones y reservas para atravesar este desierto; dependen de los demás.  No tienen voz ni voceros; nunca la tuvieron, salvo la prestada de profetas apocalípticos y poetas visionarios. Poco más.

A quienes más se nos oye es a las capas acomodadas, las clases medias. Somos quienes estamos a dieta permanentemente para evitar el sobrepeso, quienes corremos el peligro de ruina por los nuestros hábitos de consumo, quienes percibimos como una desgracia el no disponer de una capacidad ilimitada de gasto. Nuestra ruina?? no tener para gimnasio sauna. Roperos que no somos capaces de gastar, despensas con productos que caducan, coches cuya potencia no sabemos controlar, hijos insaciables de insaciables necesidades.  Nuestra voz es alta y se amplifica interesadamente, porque en realidad los medios de comunicación social se hacen portadores de la opinión de esas amplias clases medias de las que se nutren, a las que proveen de productos y argumentos.  Pero que nadie se alarme: por las clases medias no llegará la sangre al río. Quizá su poquito de sangrado congestivo, sangrado de nariz a consecuancia de los excesos… poco más.

Los ricos harán poco ruido. Los últimos siglos comprendieron que su  supervivencia estaba ligada a la discrección. Tampoco tienen muchos motivos para el grito pero, por lo que pueda pasar, callan…y actúan.  Cómo lo hagan no me lo pregunteis, porque sólo sé algunos trucos por referencias y así por encima, pero en estas crisis siempre ganan. Y ganan mucho. De manera que han aprendido a nadar en las aguas sucias y en las limpias, a ganar en las crisis y en las bonanzas, con las cosechas y las hambrunas. Eso sí que es baraka.  Gritos, ninguno, que se hacen arrugas de expresión.

EL COMBATE

mayo 26, 2010

 

Tuve yo un novio de Toledo que se llamaba Sergio. Qué quereis, pocas mujeres han tenido un novio de Toledo sin vivir en Toledo y menos que se llame Sergio, por eso lo cuento.  Y buen mozo que era Sergio, y de buena familia, de Méntrida,  familia vinatera. Cuando se iba a Toledo siempre traía unas botellas llenas de polvo de las bodegas familiares que nos tomábamos en su apartamento. En días sucesivos, no todas juntas.

– Como los vinos de Méntrida… – me decia-  …ya no hay vinos como los de Méntrida

– Los citan en el Quijote ??   porque a mí si no los citan en el Quijote..

Lingarta, no te hagas la lista, que no te va…  que tú has sido siempre de cerveza y vermú..

Y tú que sabes de siempre si acabas de llegar ???

Discusiones de enamorados.

Como era auditor jurado,  tras auditarme a mí -y algunas cuentas- y jurarme amor eterno,  se tuvo que ir y lo dejamos donde estaba, que no es mal sitio.

Pues ocurrió que Sergio, además de ser de Toledo, era un gran aficionado al boxeo. Su padre lo metió en un gimnasio cuando era chico y allí recibió más bofetadas que un novicio, pero se le quedaron los pectorales alzados y una afición loca por cualquier combate. Entonces  la noche de  los viernes daban combates en Eurosport y nosotros, en lugar de arrullarnos, veíamos aquellos combates con gran afición y haciendo gestos con la cintura.

Vale, que sí, que no es muy romántico, lo reconozco, pero yo estaba sola, las niñas se iban con el padre en rigurosas tocas según convenio regulador,  y a mí me parecía muy liberador eso de estar con un auditor jurado pegando voces ante un televisor y bebiendo tinto de botellas de bodega más allá de la media noche. Amar es adaptarse al ser amado y yo fui siempre muy de amar.

A lo que iba es que una de las cosas que más nos unía era la deportividad y el fairplay de muchos boxeadores que, a pesar de los golpes y la saña con que se acometen mutuamente, acaban entre abrazos y se levantan el brazo el uno al otro y todo eso que habreis visto y que emociona a las profanas. Me gusta como suena eso de profanas. Suena como a vestales. Vestal  profana de un auditor jurado para noche de viernes.

En cierta ocasión me contó la historia de un boxeador sonado al que su entrenador arrastraba por los Estados Unidos;  el público acudía  a los combates por el morbo de ver cómo le daban una paliza tras otra. El tipo, ya no recuerdo el nombre, parece que recibía y recibía sin llegar a caer. Su preparador no arrojaba la toalla pese a que, pasado un tiempo, el  resultado del combate estaba cantado. La gente le insultaba en una función aprendida y ensayada que el público, enfadado, parecía representar con gusto.  Así, público colérico, boxeador sonado y manager inclemente,  formaban un todo previsible y repetido.

Ayer por la noche, mientras preparaba unas tortillas en la cocina, ví un corte en el telediario que me hizo recordar a Sergio, al Eurosport, a los vinos de Méntrida,  a lo bien que me sentía bebida y auditada,  y a la historia del boxeador sonado: un Jose Luis  Rodriguez Zapatero con el rostro tumefacto se defendía, entre abucheos e insultos, de los golpes que le iban lanzando su contrincante en una repetida pelea que no podrá ganar.  Por que no lo oyeran las nenas, angelicos,  bajé el volumen, y los gritos poco definidos me trajeron aquellos otros  de cuando el principio del mandato en que la gente, esperanzada, le gritaba:

NO NOS FALLES  !!

Y con ese recuerdo y un poco de tristeza,  algo decía dentro de mí lo mismo que entonces:

-Por favor, ya basta; que alguien tire la toalla.

Lingarta, sí,  pero tambien profana y compasiva.

 

 

CHARITOMUCHAMARCHA

mayo 19, 2010

 

Lo leí la semana pasada en la prensa:  Se han gastado una pasta en hacer un estudio según el cual las mujeres guapas perjudicamos seriamente la salud de los hombres que nos rodean.

Vereis así de entrada que me incluyo, y de paso a mis amigas, que cuando nos saludamos nos llamamos guapas las unas a las otras y otros piropos que mejoran la autoestima. Porque guapas somos muchas y, al parecer también, perjudiciales. Y digo yo.. Para eso se gastan una pasta ??

Nosotras lo hemos sabido siempre:  a nuestro lado se ponen fatal. De diversas formas, claro. De mi ex no pienso hablar porque no me parece delicado, me parece incluso un poco lugar común, pero mi ex se puso malo cuando nos conocimos y por lo que he podido comprobar aún no se le ha quitado del todo, y mira que han pasado los años, pero él sigue ahí intentando ensillar un caballo que no se deja. Si insiste conmigo, cae, fijo que cae.  Menos mal que nos privamos.

Este estudio me he ayudado  a pensar que es cierto,  que los hombres que he tenido siempre me  han mandado mensajes de esos relacionados con la salud: que si voy a muerte contigo, que si te he visto cambiarte y me he puesto malo, que si me estás volviendo loco, que desde que me diste esperanza estoy que no vivo, que se me pone el corazón a cien, … y otros comentarios similares.

Luego están los chantajistas como la pareja de mi amiga Chari a la que llamamos CharitoMuchamarcha. Pues su pareja le dice que si no llega –así- que le duele con dolor insoportable, que no puede aguantar, de manera que en cuanto empieza, él, tiene que llegar, él, o la diversión se puede tornar en tragedia. El otro día en medio de un pub se oyó que Chari le decía a voces  que para no tener que llegar, lo mejor es no echarse a andar. Él dice que les pasa a todos los hombres, pero yo creo que no es cierto, que está abusando del argumento porque  sabe que Chari es muy de cuidar los detalles.

El estudio ese  caro cuenta que les creamos ansiedad, inseguridad y otras cosas negativas pero y,  entonces,    por qué nos buscan??    y qué buscan ??

CHARITOMUCHAMARCHA, que tiene un habla mu rajá,  decía el otro día sentada en la terraza del Pósito que los viernes  aquello se pone como el lejano Oeste, cantidad de tramperos y buscadores de pepitas…

Quizá no le falte razón… Así es mi Chari… y no le pagan por el estudio.

 

Gavilán o Paloma

mayo 14, 2010

 

 

Cuentan que ayer bajaba Mariano,  mi Mariano, tan contento por las escaleras del Congreso, recién retocado el tinte capilar como para foto de las elecciones, menguada la barba, enhiesta la barbilla -qué bonito juego de palabras, por favor- y cantando aquello de Gavilán o Paloma,  que tiene una letra tan extraña y ambigua como los mensajes que Rajoy nos suele dirigir y que provienen de la ecléctica enseñanza de los pimientos de Padrón de la que os hablaba.

Mariano es consciente, dentro de lo que cabe, de que Zapatero ha perdido ese famoso suelo electoral sobre el que bailaba, con no mucha gracia, es cierto, pero bailaba. Porque Zapatero no es Fred Astaire, pero bailaba sobre un suelo electoral construido con  losas de la Función Pública. Un suelo no muy lindo, pero sólido y sufrido que se ha podido fregar y barrer hasta con abrasivos y se había desgastado poco.    Zapatero sabía que el país entero estaba preso: o le votaban a él o la alternativa era Rajoy,  Arenas aquí en Andalucía.. es decir, el vacío, el pasado, éso.

Confiaba en esa falta de oposición hasta que algún día la realidad vino a visitarlo y le dijo

– que nos hemos comido las vacas gordas

porque la realidad cuando te habla te dice así las cosas , en crudo,  que no le duelen prendash;   y púsose a hacer cuentas con la calculadora del móvil y llegó a la conclusión de que, con las prisas, el colectivo más facil de pillar es el que menos chillaría y pensó en pensionistas, funcionarios y dependientes, – no, de comercio no, dependientes, de los dependientes de su familia- de los que conocía perfectamente sus ingresos. Y así, cincoporcuatrosonveinteymellevodos le salió un cálculo tan facil que hasta Obama le ha felicitado por la gestión, en súbito e inesperado comunicado. Con deciros que es la primera vez que Obama le felicita por algo, os lo digo todo; ni por Pascuas, ni el cumple, ni Acción de Gracias: no, por la rapidez de la tijera.

Ha de haber un coro de personas agradecidas a este día, una legión de gentes que estaban esperando para poder insultar en primera persona.  Y luego la de los compañeros de profesión, los demás políticos que siempre lo miraron con desprecio.  Ahora mismo pienso en Felipe Gonzalez cuyas declaraciones parecen ahora, comparativamente,  de un verdadero sabio. Imaginemos a Aznar con su filosofía parda recitando el mantra de Otros vendrán que bueno te harán  con su dedito en punta saliendo de la manga del batín mientras su Ana cose y escucha el parte.

Pero sobre todo imagino la bajada de escaleras de Rajoy como un nuevo Abraira cantando entre dientes

 

Pobre tonto, ingenuo charlatán.
Que fui paloma por querer ser gavilán.

 

 

 

 

LA SANGRE AZUL

mayo 12, 2010

 

 

A mí me gusta ser Lingarta jaenera, no es que me queje, no. No os confundais.   Pero lo que de verdad una quisiera es ser el Rey de todos los Españoles y ostentar el mayor privilegio que Monarca alguno haya tenido: haga lo que haga lo hace bien. Es así. El Rey Juan Carlos cae bien a todo el mundo.  Es asombroso, absolutista.  Que dice una tontería  ?? Porque es campechano.   Que va a las corridas o a cazar o algo ?? porque es un hombre del pueblo.   Que se duerme en medio de los discursos   y los conciertos ??. .. y quién no, con lo aburridos que son.   Que se va de vacaciones en un barco pagado por los que se quedan sin vacaciones?? pues ole sus …la envidia que nos da.

Hay democrátas probados, de esos que  están en contra de todo, y  que dicen que no son monárquicos sino Juancarlistas. Y hay monárquicos de toda la vida que dicen que lo admitieron porque era como es, que si no … se habrían buscado un Rey por ahí que hay un montón de Reyes ociosos posibles de todos los países de Europa.

Casi nadie recuerda que a este Rey, siendo un mozalbete , que diría Mariano, lo nombró Franco por designio directo en la mitad de un verano, saltándose la línea dinástica y pasando por encima de su propio padre que vivía exilado y no llegó a reconocer a la Dictadura como Gobierno legítimo.

Eso de quitarle la Corona a su propio padre no estuvo bien, la verdad, estuvo mal; en otros tiempos los literatos le hubieran hecho obras de teatro o rimas o chanzas y coplillas; pero en estos tiempos de flujo de información – siempre quise decir flujo de información- paradójicamente parece que todos nos pusimos de acuerdo para olvidar. Que un Dictador te nombre sucesor por Ley y  yastá, eso es lo que hay, tampoco parece lo más indicado para encabezar la mayor etapa de bonanza de nuestra historia atormentada. Pero fue así y nuestro Rey, que andaba conspirando por algunas embajadas y prometiendo que encabezaría una democracia parlamentaria que haría olvidar sus orígenes, dispuso de valedores y validos que se movieron incansables por esos territorios que podríamos llamar de entrambasaguas hasta dejarlo instalado. Ni siquiera con el asalto a las Cortes del 23F, y las sombras de sospecha de aquellos días, quedó la Corona marcada; al contrario, el Rey apareció como el nuevo campeón de las Españas.

A cualquiera que le hubieramos contado todo esto antes de ocurrir no le habria parecido muy posible, pero ha sido así, y ahora la Monarquía es mucho más de la Prensa del Corazón que de la política misma.  Supongo que tras todo esto ha de haber comunicadores magníficos, gabinetes de prensa de lo más estudiados, porque hoy día nadie parece cuestionar ni amenazar seriamente al Rey.  Es más, es uno de los personajes más valorados y con un sentimiento más unánime. Hasta la llegada de la Belén Esteban estuvo ejerciendo un poder absoluto que ahora, con Ella, no lo es menos aunque sea compartido.  Curiosamente ha trasmitido esa credibilidad a todo su entorno, a sus hijos, a la propia Reina que pasaba por antipática y poco entregada, a la recién llegada Leticia, incluso a los yernos, aunque se lo pongan tan difícil.  La prensa, tan dada a sacar punta de donde hay y donde no hay,  ha hecho oidos sordos a los supuestos escándalos financieros, a los líos de faldas, y a todo lo que pueda perjudicarle y solo recuerdo unas indiscretas fotos tomando el sol desnudo en la cubierta de un barco que, la verdad, de ser cierto que eran suyas , estaba así como un queso de la marca George Clooney,  aunque coronado por una gorrilla Benidorm poco atractiva.  Como siempre, lo muy castizo de una de cal y otra de arena.

En una nueva aventura exitosa, el Rey ha sido operado estos días de algo sin importancia y como resto de los españoles. Y yo quiero que si algún día tengo que ser operada me hagan como a Su Majestad: que me diagnostiquen en un chequeo de la Tecnon, que me operen dos días despues en Barcelona, que me analicen las pruebas que saquen en la misma operación, y que al día siguiente ya se sepan los resultados;  ah,  y que me saquen de allí en tres días con cara de aquí no ha pasado nada. Por supuesto, que si hago lo que me dicen y me como las patatas con carne, deberá comentarse que soy una persona muy colaboradora, y si no me llevo la corona al quirófano, que cuenten que me comporto como una más, con toda sencillez. También quiero que se de una rueda de prensa comentando los pormenores y que la Reina Sofía hable de mí en el hall de la Residencia sujetando un bolso grande.

Y sobre todo que todo se conspire para que lleven a Eurovisión El Himno del Diagnóstico ese que dice

algo pequeñito

algo chiquitito…

refiriendose al nódulo, por supuesto..

QUÉ  …..  que no estaba preparado  ???

Ayer al atardecer

mayo 7, 2010

 

Noto que no estás cómodo cuando estoy en tu casa. Dejas abierta la puerta del lavabo mientras te duchas, tratas de hablarme no sé si por saber dónde estoy o para evitar que me distraiga mirando los cajones donde guardas doblada tu ropa, tan ordenado como eres con todo lo tuyo, para que no lea el cuadernillo de  notas que te hace de memoria en el cabecero de la cama, con su lápiz de mina cruzado como esperando una nueva ocurrencia, una nueva tarea, un noteolvides. Sencilllamente inquieto regresas con un té intentando sorprenderme mientras toco tus cosas. Hasta ahora no ha ocurrido, más por el miedo a descolocar ese orden cósmico en que te mueves y en el que todo parece haber explotado al sitio preciso,  que por el temor a que te enfades, que sabría endulzar sin duda.

No he mirado si has desenvuelto el disco que te regalé y que recibiste con la sonrisa esa de ya lo tengo, ni he contado los preservativos doblados como una cinta métrica que mide tus encuentros de forma decreciente, ni he metido entre las páginas del libro los pétalos de la primera rosa que ha dado el rosal del patio de mi madre y que atesoro en el bolso entre papel húmedo de un periódico local gratuito en el que se habla de tí de forma ambigua, como siempre, como es propio.

No he hecho apenas nada sino quedarme quieta ante el balcón y pensar en que si pasaran mis hijas y mirasen arriba verían una mujer algo mayor, enmarcada en este hueco y con gesto triste, que retrocede asustada ante sus ojos. En ese momento tengo un ataque de cariño por ellas, quisiera que me comprendieran, quisiera abrazarlas y poder explicarles que los amores tardíos no son tan de risas ni tan de lágrimas como los de su edad, ni de tan de  calle. Ni mucho menos tan tornadizos. Son amores infieles aunque dilatados, dudosos, algo egoistas, lentos, de ojos ya más resecos, a escasa luz, con despedidas en medio de la calle como que no nos conocemos, miradas al alzar el vaso, brindis en la distancia con el vermú mediado, gestos de luego llamo, -solo gestos para calmarme; luego,  no hay llamada-, amigos comunes, amigas epicenas, modos ambiguos.

Cuando entras en el dormitorio con la sonrisa, el té y la toalla, lo encuentras todo en el mismo orden que lo dejaste.  Todo menos yo, que estoy deseando escapar.

M A R I A N O

mayo 5, 2010

 

Tengo que reconocerlo publicamente:  a mí Mariano Rajoy me produce ternura, me dan ganas de abrazarlo. Ya veis, soy así, en el fondo una madre universal con sus universales sentimientos.

Veo en el Rajoy de hoy al niño que debió ser, niño estudioso y prudente, mariano, consagrado a María desde el nacimiento  en  Santiago de Compostela, lugar sacro donde los haya. Entonces Santiago era un lugar lejano, escasamente comunicado  y pleno de un ambiente estudiantil que haría las delicias de niño tan prudente y aficionado a los libros escolares que forraba con cuidado ayudados por sus tías los días previos al comienzo del curso, doblando con cariño las esquinas con la lengua asomada entre los labios. Nadie creía en él;  lo veían un poco ido, con algo de tartamudez, con ese frenillo extraño, los gestos en los ojos, unos rebotes palpebrales como de espanto cuando se ponía nervioso, tímido y aplicado. De la lectura de la generación del 98, practicada medio a escondidas, sacó un rico lenguaje antañón que a sus tías cumplía. Del estudio de la geografía, las imágenes de pigmeos son las que más sobrecogieron su infantil mirada, y lo que llamaban la triada económica de la lejana Castilla : vid, olivo y cereales. Mariano debió crecer entre visillos de bodoques y pularda de domingo.

Cuando estrenó su primer despacho como Registrador en Padrón, siendo casi un muchacho, cerró la puerta,  acarició el cuero de la mesa y se dijo

– Con que  un alfeñique .. eh  ??

Y recitó en voz alta :  Losh pimientosh de Padrón, unosh pican y otrosh no.

Recordó aquella tarde de domingo en que su tía Carmen, viuda de Ferreiro, como gustaba aclarar, dijo desde la salita contigua

-Has terminado los mapas, Mariano  ??

-Sí tía, los estoy difuminando

-Pues te bajas a la pastelería a comprar y merendamos

-Y qué compro tía?

-Tres  soconuscos y unas yemas de Santa Teresa

Los soconuscos, para quienes no cononozcais del tema,  son unos pasteles de bizcocho borracho con licor y cubiertos de chocolate. Paco Umbral atribuía a Franco cierto vicio por los dulces y contaba que, en  tardes de mesa camilla, firmaba penas de muerte comiéndose un soconusco. No está creditado, pero está bien traído porque las familias católicas y acomodadas siempre fueron muy de dulces;  los dulces y los vinos moscateles eran casi los únicos vicios reconocibles.

Y allá que va Mariano a comprar por las calles porticadas de Santiago oyendo los comentarios de los universitarios con el Derecho Romano bajo el brazo.

-Buenash tardesh, sheñora Hortenshia

Buenas son Marianín. Cuánto bueno.. Qué te trae ??

Desheo tresh shoconushcos y unash chemash de Shanta Teresha

Doña Hortensia lo mira con cierta compasión. Si tuviera un sobrino de pronunciación tan dificil no le haría pasar por semejante trago.

Pero a Mariano nada parecía importarle y forjó un carácter liviano y gozador,  con sus puros, sus vinos de la Ribeira Sacra y la lectura de textos jurídicos que alegraban sus momentos  de soledad y de los que sacó muchas de las expresiones que maneja habilmente combinadas con el lenguaje de sus tías. De aquello le quedaron esos modos socarrones que le caracterizan y unos labios rojo brillante como los de ciertos canónigos sanguíneos dados a la vida suave mezclada con latines.

Cuento todo esto porque el pasado fin de semana dijo en uno de sus mítines que la desaparición del etarra De Juana Chaos era un baldón para el Gobierno. Personalmente espero que De Juana Chaos se esconda en Irlanda, que no vuelva por aquí  y no tengamos que verle la cara Silencio de los Corderos en mucho tiempo.  A mí la condición de fugado y escondido me parece que le va mucho, la verdad,  y no sé  si debemos interrumpir su destino errante.  Espero que reciba la visita de esa novia joven y alternativa que se ha echado por ver si consigue aflojar el rictus de su cara.

Pero a Mariano le ha parecido que eso de que esté en  Irlanda escondido es un baldón.

No sé cuantas personas entendieron a la primera lo del baldón. Es una expresión que ya casi nadie usa.  La familia de Mariano, para la que parece hablar siempre, le entendió a la primera. Son estas cosas las que me hacen quererlo a rabiar, esas cosas tan tiernas como es la de hablar para que tus tías te  quieran más.

Cuidate, Mariano, de las lideresas surcadas con cara sonriente.     Estoy por tí.

El velo

abril 28, 2010

 

Mi vecina Reme opina que los emigrantes,- así lo dice, los emigrantes,- tienen que hacerse a nuestras costumbres.  Lo dice muy convencida, como una verdad sencilla que todo el mundo debería comprender.

– Yo lo tengo muy claro…No están aquí ???   no han venido  ???   – grita, parece enfadada-   pues lo que tienen que hacer es respetar nuestras costumbres y ser uno más.

Tambien lo dice de los gitanos aunque los gitanos llevan ya más  tiempo en el país.  Todos tenemos que tener las mismas costumbres según Reme. Bueno, las mismas es un decir. Lo importante es ser uno más.

Es decir, que te vienes desde el centro de Africa o de los Cárpatos y éso y ya te puedes poner a bailar sevillanas para estar de acuerdo con mi Reme que es de las que empiezan las frases diciendo que lo tienen muy claro.

Lo cierto es que hay un buen grupo de muchachas musulmanas  con su velo que, de pronto, de llevarlo pacificamente y a su gusto, se han convertido en odiosas sumisas o heroinas anónimas.  Para ellas es un hábito o una forma de identidad, pero a los demás no nos parece convincente ni adecuado que lo lleven. Que nuestras nenas lleven piercing ya está hasta bien, o un tatuaje en la cintura como cenefa de ventana, o un agobiado pañuelo palestino al cuello, o los riñones al aire en pleno invierno o en pleno aula, o los pantalones con una graciosa caída a media cadera. Nuestras hijas van como quieren y muchas de ellas quieren ir extravagantes porque están en esa edad de la diferenciación y desde luego cuentan con nuestra tolerancia.

Así son nuestras costumbres. Que nuestras criaturas se metan en un tugurio con un sujeto medio borde y se gasten en un tatuaje lo que los abuelos les han ido regalando por el cumple, también son nuestras costumbres. Que se empeñen en llevar unos pechos nuevos y que  se los regalemos por aprobar la selectividad, se está extendiendo. Que vayan pintadas como señoras desde los catorce años es una costumbre frecuente. Pero que una muchacha musulmana lleve velo … amiga, ahí hay un límite… el velo no. Que una muchacha musulmana lleve velo se toma síntoma de una religiosidad extraña o de costumbres sospechosas  que hay que erradicar.  Sospechosa por mojigata, o por terrorista, o por carácter vindicativo o, simplemente, por poco sumisa a las costumbres de acogida.  Sospechosa por algo.  Sospechosa

Personalmente entiendo que esa intolerancia limita con la fobia racista y se aplica sobre los más débiles porque son más débiles. Cada año han venido las familias saudíes por la Costa del Sol y no he oido ni un solo comentario, pero ni uno solo, de su apariencia; ninguna preocupación por nada. Y ahora surge una oleada contra las chicas escolarizadas en camino de una inmersión en nuestra cultura, que puede afectar gravemente a su personalidad en el futuro.  Bastante ha de ser el esfuerzo de aprender un idioma para poder estudiarlo, una forma de escritura que en muchos casos sustituye a la que conocían, los hábitos, el sentirse observadas, diferentes, escasas… para además sentirse perseguidas. Y todo ello en una edad en que se confirma la personalidad y se marcan muchos rasgos de futuro.

Será nuestra forma de vida tan convincente para que se les caiga el velo sin que nadie las obligue  ???

Y si las dejamos vivir en paz ???